13 abr. 2018

Tate No Yuusha Vol 05 Cap 02

Autor: Aneko Yusagi

Traductor: Lord


Editor: Lord




02 Reunión de los Héroes

Después de que Ren e Itsuki explicaron la situación a sus equipos, fuimos a reunirnos con la reina.

Cuando nos encontramos con ella, nos sacó a todos del pasillo y nos llevó a otra habitación. Bajamos por un pasillo y luego subimos por una escalera de caracol.

Finalmente llegamos a la habitación, que debía estar en lo alto de una torre, a juzgar por el número de escaleras que habíamos subido.

Era una habitación sencilla, amueblada con una gran mesa redonda en el centro.


Me recordaba a la mesa redonda. Ya había sillas colocadas alrededor para nosotros, y todos nos sentamos.

"Pronto, el Sr. Kitamura, el Héroe de la Lanza, se unirá a nosotros. Por favor, esperen un momento a su llegada".

Ren e Itsuki, aparentemente preocupados por todo el tiempo libre, miraron a lo lejos, deben haber estado mirando sus menús de juego.

Era una buena idea, abrí mi propio árbol de estatus.

Lo había descuidado recientemente, después de haber estado demasiado ocupado. Esta era una buena oportunidad para volver a ponerse al día.

Pasaron unos cinco minutos.

Un Motoyasu que se veía descontento entró a tropezón en la habitación y no hizo ningún esfuerzo por esconder el odio en su mirada cuando nos miró con ira.

"Sr. Kitamura, confío en que haya ido a ver a mi hija... Este es su castigo por intentar envenenar al Sr. Iwatani."

"Así es, ya lo habías mencionado."

La fría mirada de Ren cayó sobre Motoyasu y la reina.

"Temiendo que el Sr. Motoyasu pudiera estar enfadado con las circunstancias, ordené a un subordinado mío que sacara una confesión directamente de mi hija, Perra."

Perra estaba actualmente bajo el hechizo del sello de esclavitud y sólo era capaz de decir la verdad.

Era especialmente incapaz de mentir ni a la reina ni a Motoyasu.

Probablemente él fue a verla al hospital, y la escuchó confesarse por sí misma. ¿Él lo creyó? Aparentemente no.

"¡Perra no está equivocada! ¡Todo esto es culpa de Naofumi!"

"Creo que mi hija ha confesado. Y creo que has sido incluido en la ceremonia de esclavitud como un amo, así que ella ciertamente es incapaz de mentirte. ¿Pudiste entender lo esencial de su historia?"

“...”

"A pesar de todo, por favor, comprenda que ya no es el momento de discutir por mi hija. Si valoras su vida, nos ayudarás a proteger este mundo. Su seguridad es también la suya."


La irritación de Motoyasu era evidente, pero se tragó su protesta y se sentó a la mesa. Era hora de poner manos a la obra.

Con todos nosotros sentados alrededor de la mesa, la habitación había adquirido una verdadera atmósfera Arturiana.

Con Motoyasu y yo sentados allí, ¿quién de nosotros hacía el papel de caballero traidor?

"Ahora, empecemos a compartir información entre los cuatro héroes sagrados. Yo, la reina Milleria Q. Melromarc, moderaré la discusión. Comencemos."

"Claro".

"Con mucho gusto".

"Así que deberíamos compartir información..."

"¿De qué hay que hablar?"

Se suponía que la reina debía moderar la conversación, pero el disgusto de Motoyasu era claro, y escupió su pregunta con odioso rencor.

Podría haber aprendido a guardar sus emociones para sí mismo un poco más. Estaba claro que él estaba molesto, pero SU mujer fue la culpable aquí.

"Moderaré esta discusión, así que será mejor que yo empiece. Me gustaría empezar contándoles las opiniones de nuestras naciones vecinas, así como las de los súbditos de nuestro propio país".

Así que la reina tenía algo que quería decir desde el principio.

"Seré franca. He recibido comunicaciones de otros diplomáticos que expresan preocupación por la capacidad de los héroes para sobrevivir a las olas que se avecinan... de todos aparte del Sr. Iwatani".

“¡¿QUÉ?!”

Los otros tres héroes gritaron con incredulidad.

"¡¿Qué se supone que significa eso?!"

Itsuki fue el que gritó la pregunta, pero Motoyasu y Ren asintieron.

"¡Casi suena como si estuvieras insinuando que Iwatani es el más fuerte aquí!"

"Entonces déjame preguntarte algo. ¿Quién de ustedes lanzó los ataques más eficaces contra el Sumo Sacerdote de la Iglesia de los Tres Héroes? Yo realmente escuché que el resto de ustedes fueron efectivamente derrotados antes de que el Sr. Iwatani pudiera derrotar al sumo sacerdote".

"Um..."

Me gustaba cómo iba esta conversación.

Los otros chicos habían jugado juegos similares a este mundo en sus propios mundos, así que parecían asumir que sabían lo que necesitaban hacer para aumentar de poder... y, sin embargo, honestamente no parecían ser tan fuertes.

Al principio de todo esto, definitivamente yo había estado muy por detrás del resto de ellos. Pero en estos días parecía que había compensado esa diferencia inicial.

A Motoyasu le costaba bastante defenderse de Firo, y eso fue antes de que ella subiera de clase.

No sabía cuáles eran sus niveles reales, pero por lo que había oído, todos habían participado en bastantes batallas en todo el mundo. Yo había perdido todo ese tiempo cuando viajaba por ahí vendiendo artículos, y por eso no había podido subir de clase tan pronto como los demás. Sin embargo, todavía habían perdido ante mí en una batalla. ¿Qué significaba eso?

Y también eran héroes, así que al menos deberían haber sido más poderosos que el ciudadano común y corriente.

Basura también les había dado a todos una cantidad sustancial de dinero para comenzar sus viajes, así que no deberían haber tenido ningún problema en cuanto al dinero tampoco.

"Los ciudadanos del mundo desean que los héroes cooperen. Confío en que entiendan adónde quiero llegar".

"Muy bien."

Los tres llevaban expresiones de profunda desacuerdo, pero parecían comprender el punto de la reunión.

"Naofumi, ¿por qué no oímos de ti primero?"

"¿Por qué necesito ir primero? La reina empezó esto dirigiéndose a ti."

"Bueno, para ser honesto, encuentro tu fuerza extraña, considerando el nivel que tú y tus compañeros de equipo tienen actualmente. Eres demasiado fuerte. Ese ridículo escudo tuyo también parece extrañamente muy poderoso".

"Sí, yo también quiero hablar de eso. La chica Raphtalia, sin mencionar al monstruo Firo, son mucho más fuertes de lo que esperaba. No es natural".

"Sí. La pequeña Raphtalia-chan y Firo realmente pueden valerse por sí mismas."

Estos cretinos. Se suponía que íbamos a compartir información, pero en vez de eso estaban usando esto como una oportunidad para hacerme hablar a mí. Tenían algunas prioridades confusas.

Supongo que eso significaba que con todo lo que supuestamente sabían sobre el mundo, no esperaban encontrarse con la serie maldita, o que Raphtalia y Firo fueran tan poderosas como ellos.

Pero no podía decirles lo que quisieran oír.

"¿Y qué planean darme ustedes tres a cambio de esta información?"

"¿Qué?"

"¿Es esa una pregunta tan loca? Piensen en el principio de todo esto. Todos me sentaron y me dijeron que la clase escudera era débil y sin poder. Me cortaron el paso y me dejaron solo. No me dijeron nada. Ahora quieren saber el secreto de mi poder, pero ¿cómo se supone que voy a saber que van a compartir lo que saben una vez que consigan lo que quieren de mí?".

Si yo tenía la información que ellos querían, eso me ponía en ventaja para cualquier negociación que estuviera a punto de comenzar. No quería renunciar a eso.

Si quisieran sacarme información, tendrían que ir primero, tenían que decirme todo lo que sabían.

"No es como si tuviéramos secretos a propósito..."

"Mira tu pantalla de ayuda."

"Supongo que podríamos haber sido un poco más comunicativos con nuestro conocimiento, pero..."

Los tres respondieron patéticamente.

"Como sea que lo pongan, ninguno de ustedes me ayudó. Podrías decir 'miren la pantalla de ayuda' y tratar de actuar con calma. ¿Pero la pantalla de ayuda me dirá las áreas más eficientes del mapa para subir de nivel?"

Realmente tenía que leer sus reacciones si quería obtener alguna información de ellos.

¿Había olvidado cómo sacarle información a alguien?

Claro, todos tratábamos de manipularnos los unos a los otros. Si querías éxito en las negociaciones, tenías que encontrar alguna manera de controlar el flujo de la conversación.

Había logrado crear una atmósfera en la que se daban cuenta de que tendrían que darme rienda suelta a la información si querían sacarme algo.

Si hiciera un último empujón, tal vez podría asegurar una ventaja.

"Como el resto de ustedes, tengo mis propios secretos. Creo que por fin es hora de que todos tengamos una charla sincera".

"¡Ja!"

Ren resopló, obviamente molesto.

"¿Y sabes qué más? Ustedes tres tienen que darse cuenta de que ya han perdido una vez contra las olas. Si la cagan así de nuevo, van a morir".

"¿De qué estás hablando? Ese fue un evento especial de batalla, tienes que perderlo".

"¿Qué?"

"Sí, si los héroes pierden esa batalla, los llevan al hospital y se despiertan allí. Tú no mueres. La historia está organizada de esa manera."

"Sí, está comprobado. Mira lo que pasó una vez que perdimos contra el sumo sacerdote, nos despertamos en el hospital".

¿Qué demonios estaban diciendo? ¿Estaban locos?

"¿Qué están diciendo ustedes tres? Ocasionalmente tengo problemas para entender lo que el Sr. Iwatani está diciendo, ¡pero esto es algo completamente nuevo!"

Exclamó la reina. Parecía muy preocupada. Yo me sentía de la misma manera.

Es como si los tres acabaran de proclamar su inmortalidad frente a nosotros. Pensaban que nunca morirían, sin importar lo que hicieran.

“Bueno, para que lo sepan... En realidad yo derroté a ese sumo sacerdote después de que perdieron contra él, así que...”

Los tres volvieron a gritar al unísono.

"No hay forma de que un escudero gane esa pelea. Es por ese extraño escudo que tienes".

Maldición, se estaban volviendo molestos.

Si perdieran, ¿se despertarían en el hospital? ¿Era así como funcionaba su juego? ¿Honestamente pensaban que esto era sólo un juego, y que estos eran sólo eventos para avanzar en la trama?

A pesar de que perdieron, recordé cómo habían sido condescendientes conmigo y con mi escudo. Me enfureció sólo de pensarlo.

Eso... eso fue...

"De todos modos, eso no importa. Sigamos adelante".

¿No importa? ¡Estos idiotas todavía trataban todo como un juego!

Esto era absurdo, ¡absolutamente una locura! Su malentendido de la situación debe ser abordado de inmediato.

"Idiotas. Saben que esto no es un juego, ¿verdad? ¡Si mueren aquí, se acabó!"

"Sí, pero estamos protegidos."

"Sí."

"Exactamente."

Simplemente no había forma de llegar a esta gente.

Esta conversación me estaba poniendo muy incómodo. Incluso con todos los problemas que he tenido desde que llegué a este mundo, esta conversación podría haber sido más peligrosa que cualquiera de ellos. Intentaba decírselo a todos, pero no me escuchaban. Entonces, ¿qué más podía hacer? Tenía que seguir adelante con esto.

Yo tenía que ser lo suficientemente fuerte para sobrevivir después de que todos ellos murieran. Con la forma en que hablaban, ese día podría no estar muy lejos.

Pero espera... No. Fitoria había dicho que las olas se volverían más severas si los héroes morían.

"¿Así es como creen que funciona el mundo y aun así trataron de matarme? ¿Qué habría pasado si hubieras tenido éxito?"

"¿Qué quieres decir? Simplemente habrías muerto."

Itsuki lo dijo como si no fuera nada.

¿Así que no dudaron en pensar en un asesinato? ¿Mientras atraparan al ‘chico malo’ todo iba bien?

"Pensé que era un poco raro. Me figuré que no seríamos capaces de matarte."

"Pensé que terminarías de nuevo en tu propio mundo. Loco."

"¡Motoyasu, yo debería enviarte a TI de vuelta a tu propio mundo!"

¿Por qué él pensó que eso pasaría? ¡Qué idiota!

"De todos modos, basta de pensar en todo como en un juego. ¡Ya es suficiente! ¡Es un milagro que ustedes tres sigan vivos!"

Los tres dejaron pasar mis palabras sin comentarios. Ni siquiera respondieron. No lo entenderían hasta que la verdad les llegara de frente y les diera una bofetada en la cara, pero para entonces ya sería demasiado tarde.

Suspiré.

"De todos modos. Será mejor que empiecen a hablar. Díganme todo lo que saben, desde el principio. Si no lo hacen, entonces yo tampoco tengo nada que decirles".

"Bueno, entonces no hay forma de evitarlo, ¿verdad? Es un fastidio, pero si insistes..."

"Sí, y los héroes también deben dejar de interferir en los éxitos del otro."

"Lo que sea. Nada cambiará al final. Nada en absoluto."

Será mejor que empiecen a hablar, y rápido. Necesitaba saber lo que tenía que hacer para ser más fuerte.

Habían arrebatado el control de la conversación por pura idiotez, pero ya era hora de que yo recuperara el control.

"Itsuki" ― comencé ― "Ciertamente un héroe que lucha por la justicia nunca se pondría del lado de un mentiroso para apaciguar su sentido de equilibrio... ¿verdad?"

"¿Mentiras? ¡Yo no miento!"

"Me pregunto. ¿Qué es menos genial que mentir, eh Ren?"

"¿Quién sabe?"

"Y a las mujeres no les gustan los mentirosos, ¿verdad, Motoyasu?"

"No, no les gustan."

¿Fue suficiente? Esperaba haber sellado la posibilidad de que continuaran mintiendo antes de que la conversación empezara a moverse de nuevo.

Me imaginé que Ren estaba muy preocupado por lucir lo más genial posible.

Motoyasu quería gustarle a las damas.

Itsuki era todo justicia. Claro, él podía definir su justicia si era conveniente en el momento, por eso me aseguré de que lo asociara con mentir en la mesa. Con eso en la cabeza, le sería difícil mentir.

Con todas las piezas en su lugar, los tres eran más propensos a decir la verdad.

"Muy bien, Itsuki, tú primero. Cuéntamelo todo desde el principio".

"¿Por qué estás a cargo?"

Itsuki frunció las cejas, enfadado, pero se volvió hacia el resto de la mesa y empezó a hablar.

"Las armas de los héroes son desbloqueadas por los materiales que absorben. Esto también expande el árbol de habilidades que está disponible. El sistema es muy similar al juego que solía jugar, Dimension Wave, pero hay diferencias aquí y allá".

"¿Eh? ¿No es exactamente lo mismo?"

"No, pero es muy similar. Hay muchas armas aquí que nunca he visto".

Eso significaría que él no sabía todo lo que había que saber sobre las diferentes armas en este mundo.

Eso tiene sentido. Si hubiera sabido todo acerca de las diferentes armas y sus habilidades, entonces debería haber sabido acerca de los escudos de esclavitud y monstruos también.

"La mayor diferencia es probablemente que, en este mundo, cuando te cambias a una nueva arma, las otras armas que has usado permanecen disponibles para ti."

Ren y Motoyasu asintieron. ¿Así que este lugar no era exactamente como los juegos a los que estaban acostumbrados? Eso era un poco preocupante.

"Yo seré el siguiente".

Ren levantó la mano y empezó a hablar.

"Yo me encargaré desde donde Itsuki lo dejó. Cuando un arma es desbloqueada, ciertos bonos de equipo están disponibles para ti."

Sabía que podía confiar en esa información, porque ya sabía que era cierta.

"Aun así, el sistema de bonos es un poco diferente a lo que estoy acostumbrado de Brave Star Online."

"¿Cómo es eso?"

"En mi juego, normalmente aprendes habilidades ganando puntos a través de habilidades que ya conocías."

Eso también tenía sentido para mí. En los juegos que había jugado en el pasado había puntos de habilidad disponibles para el jugador, y podían asignarlos como quisieran para personalizar su personaje.

Me sentía como... como si al poder desbloquear el árbol de habilidades de cierto escudo, entonces todas las habilidades de repente estarían disponibles.

De todos modos, lo que realmente me sorprendió fue que, a pesar de todas estas diferencias, los tres todavía parecían confiados en que estaban en el mismo juego con el que estaban familiarizados en sus propios mundos.

"Tienes razón. Fue justo así."

"Sí."

"Pero creo que sólo los héroes son capaces de desbloquear todo el árbol de habilidades."

Estaba empezando a entender. Los aventureros normales sólo podían desbloquear ciertas partes del árbol de habilidades, dependiendo de las condiciones que se les abrieran en su crecimiento. Sólo los héroes, debido a sus armas legendarias, podían desbloquearlo todo.

"Mi turno. Si tienes un tipo de arma en la que te especializas, puedes copiarla. Creo que tienen un 'sistema de copiado de armas'".

"¿Qué?"

¿Qué fue eso? ¡Nunca había oído hablar de algo así!

"Sí, eso es muy diferente al juego al que estaba acostumbrado, pero pude conseguir un arma muy fuerte gratis, así que terminó siendo una gran ayuda."

"Bueno, somos héroes, después de todo. Tenemos algunas ventajas."

"Estoy seguro de que todo el mundo ya lo sabe, pero la tienda de armas en la capital de Zeltbul, el país mercenario, tiene el mejor equipo."

Los otros dos asintieron con lo que dijo Motoyasu.

"¡¿Qué es eso de ahora?!"

Estaba tan molesto que prácticamente grité.

¿Copiado de armas?

Nunca había visto algo así en el menú de ayuda. Ya había pasado cuatro meses aquí, así que me había tomado el tiempo de repasar todo el menú artículo por artículo.

Sonaba como si dijeran que si cogías un arma en una tienda, entonces podías desbloquear la capacidad de usarla.

"Naofumi, ¿quieres decir que ni siquiera sabías eso? ¡Estoy impresionado de que te las hayas arreglado para seguir vivo tanto tiempo como tú!"

Ugh... ahora me estaba enfadando. ¡Enfadando mucho! Simplemente había asumido que sólo podía usar escudos especiales que yo mismo había desbloqueado.

Yo sólo había visto cosas raras como escudos de hierro y escudos redondos y escudos libros hasta este punto, pensé que esos eran los únicos tipos disponibles.

"¿Ustedes se dieron cuenta de esto por su cuenta?"

"En realidad no, sólo fuimos a comprar armas a la tienda. Eso es algo normal, ¿verdad? Considerando que el arma con la que empiezas es tan débil."

Yo había intentado hacer lo mismo cuando llegué aquí por primera vez. Quería dejar de ser un escudero, así que intenté usar una espada que había recogido en la tienda de armas.

Pero cuando lo hice, apareció una advertencia que decía: ‘No puedes equipar o llevar un arma que no sea el arma legendaria que te ha sido asignada’.

Significaba que no podía usar nada más que mi escudo en batalla.

"Las reglas dicen que sólo puedes usar el arma que te asignaron, pero si usas el sistema de copiado de armas, puedes equipar cualquier cosa."

"Sí."

"Así es."

Esto estaba empezando a darme dolor de cabeza.

Además, estaba atrapado con un escudo. Atacar era lo más importante en lo que tenía que concentrarme, así que prácticamente había ignorado los escudos que estaban a la venta en las tiendas de armas.

Yo ya estaba equipado con un escudo que subía de nivel conmigo, así que sólo había estado enfocado en tratar de llevar un arma, como una espada, a mi otra mano.

¿Quizás por eso nunca me había dado cuenta?

"Muy bien, sigan hablando."

Si ya habían cubierto cosas tan importantes que no había sido capaz de entender, me ponía nervioso pensando en cuánto más se me había escapado.

"Cuando matas a un monstruo y se convierte en materiales que absorbes en tu arma, puedes abrir el menú de armas al mismo tiempo para conseguir los objetos lanzados del monstruo."

¿Tiraban objetos?

Hmmm... Había visto algo así en RPGs online antes. Normalmente los monstruos dejarían objetos una vez que los derrotaras.

Pueden dejar atrás algo que no tiene nada que ver con el tipo de materiales de los que están hechos.

¡He sido tan estúpido! ¡Debería haber sido capaz de entender algo tan simple por mí mismo!

"Hay artículos que cuestan mucho dinero en las tiendas que se dejan caer con bastante frecuencia. Tengo un montón de cosas raras ahora, realmente me hace sentir como si estuviera en un mundo completamente nuevo."

"Así es, ¿verdad?"

"Tienes razón. A veces los monstruos dejan cosas muy útiles".

No dejaban de dar información cada vez más importante. Y además de eso, parecía que todos ya lo sabían todo.

Me habían hecho sentir así el primer día que los conocí, pero ahora volví a sentirlo, esa sensación punzante de que estaba en desventaja.

"¿Qué más? Oh sí, puedes hacer herramientas."

"Habilidades técnicas, ¿verdad? Sí, las hemos tenido desde el principio".

"Sigue, te escucho."

La información que daban por sentada podría ser nueva para mí. Necesitaba prepararme para escucharlos.

"Si tienes la habilidad técnica y la receta, entonces puedes darle los materiales necesarios a tu arma. Los absorberá, y después de cierto tiempo el arma hará lo que tú quieras".

¡¿Las armas podrían sistematizar la producción de artículos?! ¿Estaban bromeando? No podía soportar pensar en todo el tiempo que había pasado haciendo medicinas.

Aparentemente, la efectividad del artículo era la misma, ya fuera que el arma lo hiciera automáticamente o que te quedaras despierto toda la noche trabajando en él tú mismo, pero si tenías una receta y el arma podía hacer todo el trabajo por ti, ¿por qué pasar por todo el problema?

Eso debe explicar por qué Motoyasu tenía una reserva de agua mágica, no habría hecho todo el esfuerzo para hacerlo por su cuenta.

¿Quizás los materiales necesarios para hacerla fueran fáciles de obtener de los monstruos?

"La única parte mala es que no puedes usar cosas aparte de los ítems caídos de los monstruos que recogiste o las que hiciste tú mismo."

"Así es. No puedes usarlos fácilmente."

Aparentemente había algunos problemas con el sistema de artículos. No es que me preocupara por eso.

No podía creer que hubiera tantas técnicas que no conocía.

"En cuanto a las áreas para subir de niveles, no creo que podamos resumirlo en una frase o dos."

"Correcto. Podríamos hacer un gráfico o algo así, con una lista de buenos lugares y monstruos dependiendo de tu nivel. De esa manera, si te apegaras a la lista apropiada para tu nivel, no te encontrarías con ningún problema importante".

"Tenemos que asegurarnos de no superponernos."

"Buen punto."

"¿Hay algo más que quieran contarme?"

Tomé notas mentales de todos los puntos que habían planteado y traté de mantener la conversación en movimiento.

"Parece que hay una técnica importante para fortalecerse rápidamente que Naofumi aún no conoce. Supongo que debería decírselo".

Itsuki sacó el pecho y habló con un aire importancia sobre él.

"En este mundo, la rareza de un arma es muy importante. Las habilidades con las que viene son sólo una idea de último momento. Si el arma en sí no es fuerte y rara, entonces no valdrá mucho".

"¿Te refieres a armas únicas o equipo legendario?"

"Sí, algo así."

"¡Deja de mentir!"

"No está bien empezar diciendo la verdad y luego pasar a mentir a mitad de camino."

Ren y Motoyasu chasquearon y apuñalaron a Itsuki. Aquí vienen más mentiras.

"¿Qué? ¿Qué están diciendo? ¡Estoy diciendo la verdad!"

"No. Eso fue una mentira".

"Sí, eres un mentiroso."

"¡No lo soy! ¡No estoy mintiendo!"

¿Qué estaba pasando? Itsuki había perdido la calma. Parecía realmente enojado por los otros dos.

Algo extraño estaba pasando.

"Escuchémoslo".

Hice un gesto para que dejasen de discutir e hice una señal para que Itsuki continuase.

"Correcto, bien... Depende del tipo de arma con la que trabajes, obviamente, pero normalmente puedes usar minerales para hacerlos más fuertes".

Sonaba como si estuviera hablando de algún tipo de sistema de refinamiento. Había visto cosas así en los juegos antes.

"Las placas de hierro tienen la mayor cantidad de ranuras de mineral."

"Estoy seguro de que hay un riesgo de fracaso. No deberías decir mentiras tan peligrosas."

Motoyasu habló para silenciar a Itsuki.

"¡No! ¡Nunca falla!"

Espera, ¿entonces no había riesgo de fracaso? ¿Cuál era la verdad?

"¿De qué estás hablando? No usas minerales para mejorar nada".

"¡Será mejor que dejen de llamarme mentiroso! ¿Qué hay de ti, Ren? ¿Cómo mejoras las cosas?"

"¿Yo? Buena pregunta. No quiero que Naofumi se confunda con tus mentiras, así que supongo que debería intervenir y decirle la verdad".

¿Por qué necesitaba llamarme por mi nombre? Como sea, tenía razón en que me estaba confundiendo.

"Este mundo se trata de tu nivel. Puede que haya otras cosas de las que preocuparse, pero al final todo se reduce a si has subido de nivel lo suficiente."

"Otro mentiroso".

"¡Tú! Crees que puedes mentir todo lo que quieras si mantienes la cara fría y distante".

¿Qué estaba pasando aquí?

"Naofumi, aparentemente estos dos tipos están planeando mentir hasta el final de esta reunión. Supongo que depende de mí decirte la verdad. Si quieres mejorar tu arma, todo se trata de dominio de la habilidad".

"¿Dominio de habilidades?"

"Exactamente. Cuanto más uses un arma, más fuerte se hará. Lo importante es que cuando llegue el momento de cambiar de arma, tienes que convertir la habilidad acumulada de esa arma en energía. Luego añades esa energía a tu nueva arma, y eso desbloqueará los poderes ocultos de la nueva arma".

"Es una de las mentiras más impresionantes que he oído."

"No te preocupes por él. Sólo necesitas seguir aumentando la rareza de tus armas. Puedes fallar o perder un arma, pero nuestras armas legendarias están a salvo".

Todas sus historias lo hacían sonar tan simple. Pero ninguna de las cosas que mencionaron se podía encontrar en los menús de ayuda.

No sabía a quién creer. ¿Estaban mintiendo Ren e Itsuki?

"Sólo escúchate a ti mismo, tumbado con una cara seria como esa. No eres mejor que Naofumi".

Motoyasu dejó de lado a Ren.

"¡¿Qué significa eso?!"

"Él tiene razón, no deberías escucharlo, está mintiendo."

"Están todos locos. ¿A quién se supone que debe creer? ¡Y YO NO estoy mintiendo!"

"Velo tú mismo. Abre tu árbol de habilidades y mira un arma que usas mucho. Puedes comprobar su maestría allí mismo."

Me gustó lo que dijo Motoyasu y abrí mi menú, luego busqué el Escudo Víbora Quimera.

Pero cuando abrí el menú del escudo, sólo mostraba el estado como siempre.

¿Dijo que debería notar algo? Parecía una mentira.

Extendí un dedo para tocarlo, pero no pasó nada.

"No pasó nada."

Debería haber sabido que era mentira. Sabía lo suficiente como para no creerles desde el principio, pero me sorprendió que me mintieran a la cara cuando puedo comprobar la veracidad de sus afirmaciones.

Si eso era mentira, entonces sus afirmaciones sobre el sistema de copia de armas eran probablemente mentiras también.

"¡No estoy mintiendo! ¡Sólo intentas arruinar mi reputación!"

"Yo tampoco puedo hacerlo".

"Yo tampoco. Esa opción no está en el menú de ayuda".

"¡Ugh! ¡Lo que sea! ¡Fui estúpido por tratar de ayudarlos en primer lugar!"

Ren se molestó mucho con cada una de las explicaciones de Itsuki y Motoyasu, suspirando y cruzando sus brazos enfadado. Se desplomó en su asiento.

Ren era normalmente tan frio y ordenado. De hecho, creo que nunca lo había visto tan molesto. Aun así, los otros dos héroes insistían en que estaba mintiendo, y una rápida mirada a través de mi propio menú de ayuda pareció verificar lo mismo.

"No había terminado. Hay otra manera de mejorar tu arma. Tienes que sacar la energía de otro objeto y usarla para encantar el arma. Si lo hace, aumentará el poder del objeto en un cierto porcentaje".

"¿Quieres decir como aumentar el poder de ataque en un 10 por ciento?"

"Sí, pero hay un riesgo significativo. Si fallas, entonces el valor cae a cero."

"Otra mentira. Deja de contarle a Naofumi sobre otro juego".

"¡Estoy diciendo la verdad! Así es como me he hecho más fuerte, usando la energía de diferentes monstruos y objetos para encantar mi arma. Funciona con todas mis armas. Es un sistema paralelo a tu nivel actual, como tener un nivel de trabajo".

Pensando en lo que dijo, me di cuenta de que había visto cosas similares en juegos que había jugado en el pasado. Podrías subir de nivel tu equipo para adquirir nuevas habilidades. No era muy emocionante, pero funcionaba. Aun así, creo que recordaba haber aprendido algunas habilidades realmente poderosas de esa manera.

"Está bien, está bien... Ren e Itsuki se están descontrolando un poco. Permíteme..."

"No espero mucho, pero adelante."

Ya no esperaba más que mentiras de todo el grupo.

"Te lo digo, lo más importante en lo que hay que centrarse es en fundir las armas y los niveles de estatus. El rendimiento que obtienes fuera de los niveles de estado es mucho más importante que lo que obtienes de tu nivel real. Aunque te quedes con el arma más débil, con la que empezaste, si la pules bien, ¡puede ser muy fuerte! Hice que todos mis bonos de equipo mejoraran para aumentar mi poder de ataque".

"¡Eso sí que es mentira!"

"Lo es. ¡Naofumi, no lo escuches!"

Motoyasu dejó de lado sus protestas y siguió hablándome directamente.

"Es diferente para cada arma, pero lo primero que necesitas es recolectar minerales para la fundición. Ahora, en Emerald Online perderías tu arma si el proceso de fundición fallara. Pero eso no sucede con nuestras armas legendarias. Aquí, si fallas, el valor de fundición cae a cero".

"¡Eso no es verdad!"

"¡Sí!"

La discusión se estaba volviendo intensa y fuera de control. La reina parecía confundida por todos los desacuerdos.

Honestamente, yo también estaba bastante confundido.

¿Pensaban que podrían salirse con la suya mintiendo si todos mintieran a la vez?

"De todos modos, luego están los ojos espíritus y los encantamientos de estado. Dependiendo de la pieza del alma del monstruo que combines con el arma, el efecto será diferente. Las opciones varían según el arma, pero digamos que tienes un arma para duelos. Puedes aumentar el daño que el arma hace a otros humanos."

"Itsuki, ¿no dijiste algo parecido a eso?"

"Hay un número limitado de espacios disponibles en el arma, y los porcentajes son fijos."

"¡Di la verdad!"

"Sí, estoy cansado de oír hablar de otro juego."

Tanto Ren como Itsuki gritaron para silenciar a Motoyasu, quien se volvió, frustrado, para enfrentarse a ambos.

"¿Por qué siguen mintiendo?"

"¿Por qué estás mintiendo TÚ?"

"¡Los dos están mintiendo!"

"Bueno, no sé quién miente y quién no..."

La conversación había ido tan bien hasta que llegamos al final. Entonces aparentemente todos tenían una versión diferente de la verdad.

Los tres se veían indignados; no creo haberlos visto nunca a todos en tan flagrante desacuerdo.

"¿Podría ser que todas sus armas sean mejoradas de forma diferente?"

"Vamos a estar de acuerdo en no estar de acuerdo."

"Funciona como una explicación a corto plazo. Dejémoslo así."

"Bien, pero hasta ahora ninguna de sus explicaciones se ha mezclado con lo que he visto."

Y entonces, aparentemente, la conversación había terminado.

Si todos ellos estaban tan enojados como parecían, entonces probablemente no estaban mintiendo.

Aunque mintieran, sus mentiras sólo afectarían a su propia reputación.

"Bien. Bueno, supongo que es mi turno".

"Sí. Hemos hecho todo lo posible para informarte de lo que sabemos, así que será mejor que digas lo tuyo".

"Si creen que estoy mintiendo, no voy a cargar con la culpa."

Todo esto se estaba volviendo más confuso a cada minuto.

"¿Qué quieren saber primero?"

A decir verdad, estos tres se acercaban a todo como si fuera un juego. Como mínimo, necesitaba encontrar una manera de hacer que se lo tomaran en serio, o nuestras vidas estarían en peligro. Así que mejor les digo la verdad.

"Dinos por qué Raphtalia y Firo son tan poderosas."

"Eso es bastante fácil. Tengo un Escudo Usuario de Esclavos y un Escudo Usuario de Monstruos, los cuales tienen grandes bonos de equipo que me permiten afectar como suben de nivel. Hay efectos como el ‘ajuste de estatus’ y otras cosas. Y Firo tiene otro bono de mi Escudo Firorial".

¿Debería contarles lo del mechón flotante durante la ceremonia de subida de clase? Decidí esperar y ver cómo se desarrollaba el resto de la reunión.

"La clase escudero en el juego que conozco no tenía ninguna habilidad que fuera tan útil."

"Encuentro eso muy difícil de creer. Tales habilidades romperían el juego... ¿Dónde encontraste un escudo tan tramposo?"

¿Tramposo? Ja... lo que sea, no había forma de complacer a estos tipos.

"Conseguí el Escudo Usuario de Esclavos de la tinta que se usa en la ceremonia de maldición de esclavos, y conseguí el Escudo Usuario de Monstruos de un trozo del huevo del que nació Firo."

"Bueno, si nos dice de dónde sacó los escudos, deberíamos intentarlo nosotros mismos."

"Pueden intentarlo, pero no hay garantía de que les pase lo mismo".

"Claro, pero podrías estar mintiéndonos."

"Piensa lo que quieras. ¿Y si es un sistema de nivelación que sólo está disponible en el escudo legendario?"

"Bien, finjamos que dices la verdad. Eso no explica por qué Firo es tan fuerte. Su poder es notable. Ella ha sido lo suficientemente fuerte desde el principio, pero ahora es algo completamente distinto. ¿Cómo sucedió eso?"

"Oh... eso. Eso pasó cuando estábamos ocupados huyendo de ti y Perra. Un noble que trabajaba para la Iglesia de los Tres Héroes le quitó el sello a un poderoso monstruo".

"Me enteré de eso, pero me enteré de que fuiste tú quien liberó a la bestia."

La reina se inclinó hacia delante e interrumpió.

"En realidad, hice que se llevara a cabo una investigación oficial sobre este asunto. Parece que el noble corrupto de la ciudad se negó a admitir su derrota a manos del Sr. Iwatani, y luego liberó al monstruo en su desesperación".

No había tenido la oportunidad de volver a revisar el área después de que nos fuimos. Había un noble muy simpático en la ciudad vecina. En privado lo llamaba Buen Tipo. Había hecho de la comunidad semi-humana local una especie de prioridad. Me pregunto qué fue lo que le pasó.

"Disculpe, su majestad. ¿Qué pasó con la nobleza en el pueblo vecino?"

"Después de que todo eso pasó, hemos decidido llevarlo de vuelta a su ciudad. Ha pasado poco tiempo, pero estaba muy cansado de la fuga, y mientras tanto nos hemos ocupado de su tratamiento médico".

"Oh..."

También conocimos a alguien del pueblo de Raphtalia, y escapó con Buen Tipo. Sólo podíamos esperar que todos llegaran a casa sanos y salvos.

"¿Qué clase de monstruo liberó el noble?"

"Atrajimos a la bestia lejos de cualquier centro poblado e intentamos luchar contra él en el bosque. Pero justo cuando comenzaba la batalla, la reina de los firoriales, Fitoria, apareció y derrotó al monstruo. Luego usó algún tipo de magia para transportarnos a todos a un lugar seguro".

"¿Transportar?"

"Es la única palabra que se me ocurre. Fue como si de repente perdiera el equilibrio. Realmente no lo entiendo."

"¿No tienes habilidades de transporte? Cuando te vi huyendo de Motoyasu antes, me di cuenta de que no conocías ninguna, pero me imaginé que ya habías conseguido una o dos".

Ren asintió junto a Itsuki, y Motoyasu también asintió de acuerdo.

"¿Hay habilidades como esa?"

"Por supuesto. La mía es una habilidad llamada Arco de Transporte. Puedes registrar lugares que ya has visitado, y luego transportarte instantáneamente y a tu grupo allí en cualquier momento".

"La mía se llama Espada de Transporte. Funciona de la misma manera".

"La mía es la Lanza Portal. ¿Realmente no sabes de estas cosas?"

"¡No! ¡Es la primera vez que oigo hablar de ello!"

¿De qué estaban hablando? ¡Ojalá hubiera sabido que ser un héroe tenía beneficios tan convenientes!

"Para desbloquearlo tienes que estar en el nivel 50... un poco alto."

Eso explicaría por qué no lo tenía. Todavía estaba en el nivel 43.

Espera un segundo, ¿significa eso que estos payasos estaban todos por encima del nivel 50?

"¿Qué materiales necesitas?"

"La arena del reloj de arena del dragón".

"Así es..."

Los tres asintieron. Pero...

"¡¿Cómo hicieron para que les dejaran obtener algo de arena?!"

"Nosotros sólo la pedimos y ellos nos la dieron."

¡Maldita sea! Yo sólo me encontraba con esas hermanas cascarrabias cuando estaba en la iglesia, y no me dejaban obtener nada en absoluto.

"¿Y bien? ¿Y qué pasó después del transporte?"

"Ella pasó algún tiempo enseñando a Firo a luchar eficazmente, y luego hizo... algo... y las estadísticas de Firo subieron mucho. Luego me sentó y me dio un sermón, diciendo que los héroes necesitaban trabajar juntos. Dijo que si no lo hacíamos, nos mataría a todos".

¡Ja! Los tres parecían no creer ni una palabra de lo que decía.

"Si creen que estoy mintiendo, tal vez les gustaría tener una batalla con Firo por ustedes mismos... Acabamos de pasar por la ceremonia de subida de clase, así que ahora es más fuerte".

¿No se dieron cuenta de que las estadísticas de Firo eran casi el doble de las mías?

A Motoyasu ya le costaba bastante enfrentarse a mí en una batalla, no tendría ninguna oportunidad contra Firo.

"No. Eso no será necesario."

"Bien, haré la siguiente pregunta. Durante la batalla con el sumo sacerdote, Naofumi comandó mucho poder. Era antinatural. Vino de ese ominoso escudo suyo. Nunca vi algo así en el juego que jugué".

Itsuki me miró con recelo y siguió hablando.

"¿Dónde encontraste un poder como ese? No, eso no es del todo correcto, déjame decirlo de otra manera: ¿Dónde conociste a Dios?"

"¿Qué?"

"¿Te encontraste con Dios en alguna parte y recibiste un escudo tramposo de él? Hay una novela web que leí en la que el protagonista obtiene un poder especial como ese y le permite adelantarse a los demás personajes. Dime la verdad."

¡Ja! Conocía la historia de la que hablaba, pero nada de eso había pasado aquí.

Había pasado por mucho desde que llegué a este mundo, pero pocas preguntas me han irritado de la manera en que me irritó ésta.

"¡No es tramposo!"

"Oh, sí lo es. ¡Un escudo no debería ser capaz de causar ningún daño!"

Ren y Motoyasu asintieron.

"¿De dónde lo has sacado? Si pudiéramos tener en nuestras manos un poder como ese, seríamos imparables. Tienes que decírnoslo".

Estos idiotas escupen tonterías encima de tonterías. Estaba empezando a enfadarme de verdad.

"¿Tal vez trabajé muy duro para conseguirlo?"

"Sí, claro".

Ellos eran un montón de bestias. Ya habían decidido qué podía hacer un escudero y que no.

Pero tenía la sensación de que estaban equivocados. Creo que los escuderos eran más fuertes de lo que ellos pensaban.

Lo vi de esta manera: trabajé para conseguir más y mejores bonos de equipo, y como resultado conseguí la serie maldita, así es como terminé siendo más fuerte que cualquiera de ellos.

Pero parecían pensar que de alguna manera había descubierto cómo hacer trampa para poder ser tan poderoso como ellos.

"Ese escudo se llama el Escudo de la Rabia. Es parte de la serie maldita que contiene el escudo legendario. No sé exactamente qué lo hizo salir, pero si tuviera que adivinar... Yo diría que respondió a mi propia ira. Apareció por primera vez cuando tuve el duelo con Motoyasu. Estaba muy enfadado porque me engañaron y todo era injusto".

Me acordé de cuando pasó. Estaba tan enojado y la ira no tenía adónde ir. Pensé que me iba a tragar completamente.

Si Raphtalia no hubiera estado allí para calmarme, ¿quién sabe qué habría pasado?

"Está todo en el menú de ayuda. Dice que tendrás que pagar un precio por usarlo. ¿Podrían ustedes tres controlarlo? Por cierto, lo usé para derrotar al sumo sacerdote, pero también me atacó a mí, y como resultado mis estadísticas aún se están recuperando".

Ren entrecerró los ojos y movió su dedo por el aire. Debe haber estado mirando los menús de ayuda.

Entonces, como si fuera lo más evidente del mundo, dijo: "No. No hay nada de eso aquí".

¡Dame un respiro! Estaba en mi menú. Había podido leer sobre ello desde el momento en que el Escudo de la Rabia fue desbloqueado.

"Puede que no aparezca hasta que desbloquees el arma."

"¿Tienden los juegos de internet a tener un montón de poderosas armas malditas disponibles?"

"Por supuesto que no. Ese escudo de ajuste de crecimiento también parece bastante sospechoso".

"Si vas a mentirnos, deberías pensar en mejores mentiras, como Ren y Motoyasu aquí."

Ren perdió completamente la calma cuando escuchó lo que dijo Itsuki. Se puso en pie de un salto y apuntó con su dedo a Itsuki.

"¡¿Quién demonios eres tú para hablar?! ¡Eres el peor hipócrita mentiroso aquí!"

"¿Ah, sí? ¿Qué hay de ti, siempre fingiendo ser tan genial? No te ves muy bien ahora, ¿verdad?"

"Sí, exactamente."

Ren e Itsuki se giraron y gritaron juntos ― "¡Tú eres un tonto mujeriego! ¡¿Ya estás buscando a otra mujerzuela?!"

"¡¿Qué significa eso?!"

"¡Todos ustedes! ¿Cuánto tiempo van a correr por ahí fingiendo que esto es un juego? ¡Tienen que actuar como héroes de verdad o todos moriremos!"

Honestamente, ni siquiera quiero recordar lo que pasó después. La habitación colapsó en vulgares insultos.

La reina gritó en protesta, diciendo lo que podía para intentar controlar la habitación, pero ya era demasiado tarde. No había forma de detenerlo.

Los gritos y las peleas continuaron hasta que la puerta se abrió, golpeando sus bisagras mientras una multitud de soldados entraba.

"¿Qué pasó?"

La repentina aparición de los soldados de alguna manera me devolvió a la realidad, y mi cabeza se aclaró por un segundo.

"¡Los miembros del equipo de los Héroes han empezado a discutir abajo!"

"¡¿Qué?!"

Esas idiotas... ¿en qué se habían metido ahora?

Todos salimos corriendo de la habitación y bajamos las escaleras.

***

"¡Será mejor que te retractes!"

"No lo creo. Esa cosa fea, ¡es una cicatriz en el mundo! Mis ojos no mienten."

"¡¿Estás segura de que no estás hablando de ti misma?!"

"¡Ja! ¡Como si una sirviente de un tonto arrogante como él tuviera idea!"

Cuando llegamos al pasillo, Raphtalia estaba en una pelea de gritos con Perra y Armadura, el tipo de la armadura llamativa.

El equipo de Ren, junto con Firo y esa chica Rishia, estaban parados detrás y miraban impotentes.

Raphtalia estaba furiosa. Nunca la había visto tan molesta. ¿Qué demonios había pasado?

Perra se veía muy enérgica. Acababa de ser envenenada y volvió del hospital, ¿y ya se estaba metiendo en peleas?

El equipo de Motoyasu, incluyendo a Perra, consistía en tres personas.

Una de ellas estaba de pie junto a Perra y participando en la discusión. La otra estaba parada en la distancia, mirando el desarrollo de la batalla.

"¡Ja! ¿Cómo podría alguien esperar sobrevivir con miembros de equipo como sucios semi-humanos y desagradables monstruos?"

"¡Muere y acaba con esto de una vez! Este es el castigo por causar un alboroto."

La reina chasqueó los dedos y la maldición de esclavitud se activó.

"¡Kyaaaaaaaaaaaa!"

Un resplandeciente sello apareció en el pecho de Perra y cayó al suelo, retorciéndose de dolor.

El compañero de equipo de Itsuki, el tipo de la armadura, estaba conmocionado por las acciones de la reina. Se echó hacia atrás y su cara se puso pálida mientras miraba.

"Lo juro... ¿Por qué tienes que hacer estas cosas?"

La reina parecía exhausta mientras miraba hacia abajo a Perra retorciéndose.

No iba a matarla, ¿verdad?

"Raphtalia, ¿qué pasó?"

"Estábamos hablando con los demás sobre la mejor manera de cooperar a partir de ahora, cuando Perra y los demás vinieron y empezaron a decir que no había necesidad de unirse a nosotros, que sólo podían venir cosas malas de ello. Entonces ella empezó a insultar a mi pueblo y a burlarse de Firo... Luego empezó a insultar a Melty, diciendo que sabía leer las caras de sus padres para poder manipularlos. ¡Se jactaba de todas las cosas horribles que ha hecho!"

Suspiré y miré fijamente a Itsuki y Motoyasu.

"¡No debes hacerlo! ¡Estos dos son amigos de un héroe, y luchan para salvar este mundo!"

Itsuki, sintiendo la dirección en la que iban las cosas, se volvió hacia Armadura y le regañó.

"Pero Maestro Itsuki... ¿no están estas personas vagando por ahí y causando problemas dondequiera que van?"

Eso era suntuoso. Esto viene del tipo que estaba causando un problema aquí y ahora.

"Se ha demostrado que ha sido un malentendido. Por favor, haz las paces con ellos."

"Muy bien."

"Myn... Quiero decir, ¡Puta! ¿Por qué la tratas así?"

Motoyasu acunó a Perra en sus brazos y miró a la reina.

"Este es el castigo que recibe por incitar al desorden. Es tan simple como eso. Por lo que he oído, el problema parece estar en ella y sólo en ella".

La reina abrió su abanico y se cubrió la boca mientras hablaba. El disgusto de Motoyasu era evidente, la miraba fijamente, el odio ardiendo en sus ojos.

"¿Sr. Kitamura? Tómate el tiempo para pensarlo bien. Esta chica acaba de volver de su convalecencia en el hospital, y esto es lo primero que hizo".

"Urm..."

"¿Oíste lo que acaba de pasar aquí? ¿No es obvio dónde está la culpa?"

Motoyasu, sintiendo claramente que estaba sobre su cabeza, no dijo nada más. Simplemente acunó a Perra en sus brazos y abandonó la sala.

Itsuki tenía las manos ocupadas intentando calmar a Armadura.

El hombre mostraba suficiente respeto por Itsuki, pero luego participaba en acciones como estas.

"Creo que la fiesta ya ha durado bastante. Terminemos por hoy. Más tarde, otro día cuando los ánimos no estén tan altos, me gustaría intentar una conversación con todos ustedes una vez más, una con los héroes presentes".

"Claro".

"De acuerdo".

Ren y yo asentimos.

Itsuki asintió con la cabeza y luego abandonó la habitación.

Dame un respiro... Las cosas se ponían cada vez más tensas. ¿Cómo se supone que íbamos a aprender a cooperar ahora?

Los héroes tenían que cooperar, o Fitoria vendría y nos mataría a todos. Ya estábamos en una situación desesperada, pero nuestros problemas continuaban multiplicándose.


<< Anterior - Indice - Siguiente >>